15 febrero, 2011

Review: Katanagatari

Katanagatari
Género: aventura, seinen, drama, romance, acción.12 capítulos de unos 50 minutos cada uno.
La trama nos sitúa en la era Edo de Japón donde el protagonista, Yasuri Shichika, vive en una isla que ni siquiera sale en los mapas con su hermana Nanami.
Shichika es el séptimo cabeza de familia del estilo Kyotoryu, un estilo de arte marcial muy poderoso; un día llega a la isla una mujer llamada Togame con una petición para Shichika de parte del shogunato de Owari: conseguir las 12 espadas perfectas del herrero Shikizaki Kiki ya que se dice que el reunir éstas garantizan el poder para perpetuar el poder de quien las posea convirtiéndose así en una especie de amo del mundo a pequeña escala.
Bien, el argumento puede parecer bastante simple en principio: una aventura en busca de las espadas, pero aunque lo parezca no lo es tanto como lo pueda sugerir una sinopsis tan corta, por profundizar un poco más, nuestra, también protagonista, Togame acude a Shichika a pedirle que la ayude en la búsqueda de las espadas por dos razones principales y estas son: el estilo Kyotoryu es un arte marcial especializado en luchar contra espadachines pero… y aquí está la miga, no usa ningún tipo de espada para luchar, solo el propio cuerpo y sin embargo es tremendamente efectivo (a pesar de no usar espada ninguna, Shichika se llama a sí mismo espadachín… sin comentarios) y la otra razón es el motivo por el que luchar; Togame no desea un guerrero que se base ni en el dinero ni en el honor debido a anteriores traiciones de otros guerreros a su cargo que basaban su vida en eso, así que, ¿qué le queda?, el tan recurrente amor (momento epic) así que la muchacha ni corta ni perezosa, ordena a nuestro prota que se enamore de ella (así sin anestesia ni nada) para poder confiar en que llevará la misión a cabo sin posibilidades de traición. Ya os podéis imaginar su respuesta (yo me quedé un poco catacroquer pero por lo menos original es) y ese es el punto de arranque de la aventura.
Ahora unos pocos aspectos técnicos de la serie:
El diseño: es bastante innovador para un anime y, sobre todo, colorido; innovador por la estética de los personajes y en particular, de sus ojos ya que todos los personajes tienen ojos con diferentes formas y colores.
El apartado de animación es bastante fluido, no nos encontramos con movimientos extraños o artificiales en los personajes, las peleas son muy vistosas y espectaculares a la vez que sencillas y no llegan a cansar, no nos vamos a encontrar con la típica pelea que dura casi todo el capi con continuas semi-derrotas y recuperaciones milagrosas “porque sí”, sin embargo, esto también ha generado críticas por la corta duración de las batallas en comparación con todo el capítulo pero hay que tener en cuenta que cada episodio dura el doble que uno de cualquier otro anime estándar (unos 25 minutos) así que, según mi opinión, duran lo justo.
Y terminamos los aspectos técnicos con lo que no podía faltar, la banda sonora, también es bastante original porque mezcla temas basados en música tradicional japonesa con drum & bass, algo de música electrónica, ritmos de rap y coros que se podrían oír en una representación de teatro Noh o Kabuki, también hay temas orquestales que acompañan bastante bien tanto las situaciones dramáticas o a la hora de acompañar la narración de la historia.

Y por último, para cerrar la review, una miaja de opinión subjetiva: la serie me encantó y puede que, para mí, sea una de las mejores que haya visto en el 2010, aparte de entrar en mi top 10 personal de series (ya lo pondré en algún momento por aquí) pero tiene unos cuantos “puntos” que hacen que no sea totalmente perfecta (como yo la concebiría claro), uno de ellos es que la serie tiene un final a la vez previsible por un lado e imprevisible por otro, ya sé que es un poco contradictorio pero no puedo poner mucho sin chafaros la historia. Otro punto que es un poco chirriante es la “calidad” de las batallas, hay críticas por la red que dicen que eran muy breves y ya he dicho que duran lo justo para mí pero sí que es cierto que tienen un pequeño problema, y es su espectacularidad, si he dicho que son espectaculares no me refiero a todas en conjunto, la serie da un salto de “calidad” en ese aspecto en un solo capitulo y eso hace que chirríe un poco con lo visto anteriormente pero, aun así, son bastante entretenidas todas. Y nada más, muy recomendable, tiene un poco de todo, no se hace pesada y tiene giros inesperados, así que espero que le deis una oportunidad.
Nota: 9/10
PD: el mono ha abierto el buzón de críticas constructivas y sugerencias, podéis dejarlas en los comentarios o en el correo del blog, se agradecerán bastante.
Nos vemos la siguiente semana con otra review.
Un saludo.

3 comentarios:

  1. Te vendes muy bien querido Dani, pero lo mío no son estas series y además no tengo tiempo ni pa leer...jajaja
    Pero bueno respecto a la entrada me parece que Javi ha acertado con su colaborador :)

    ResponderEliminar
  2. Ains Shichika es todo un bishounen XD
    Coincido con Vacío, te vendes muy bien pero (y no te tomes esto mal) la serie se vende sola. Es original y divertida, y sin duda tiene un estilo peculiar que la hace muy atractiva. Has empezado fuerte Tomoya, espero que la sección no decaiga. Estaré vigilando atentamente :3

    ResponderEliminar
  3. Una excelente serie para un excelente comienzo xD
    Las batallas a mi no me decepcionaron, no es que sean muy largas, pero por decirlo de alguna forma, están para lo que están, y además los movimientos están muy logrados. (Para peleas eternas en las que los personajes nunca parecen cansarse ya tenemos a Ichigo xDD Y no me meto con Bleach, que también me gustó en su momento, que nadie se ofenda)
    Lo único que me decepcionó fue el capítulo 4 *cof cof* basura de batalla *cof cof*
    Estaré atenta a nuevas reviews, Tomoya~

    ResponderEliminar